Por qué es importante controlar la porción de comida de tu hijo. Y qué debes saber.

Ten en cuenta que la base de la alimentación equilibrada de tu hijo, es comer de todo.

¡En su justa medida! … Y en lo menos posible, hablar sobre alimentos.

Una vez que ya caemos en cuenta cómo preparar comidas saludables, debemos reflexionar sobre las porciones que debemos servir a nuestros hijos. En este sentido, es muy importante tener en cuenta y respetar, en todo momento, la sensación de hambre y saciedad de cada uno, sin forzar a comer.

La alimentación infantil debe estar adaptada a los niños, tanto en cantidad como en calidad.

¿Cuáles son las consecuencias de comer en porciones grandes?

 Notarás el aumento sustancial de peso de tu hijo, lo que se traduce en Sobrepeso u Obesidad.

 Podrá tener el riesgo de desarrollar un número de problemasde salud, como hipertensión, colesterol alto, diabetes tipo 2, problemas óseos, articulares, problemas respiratorios y del sueño e incluso depresión y aumento de riesgo de enfermedades coronarias en la edad adulta.

 Si sumamos a esto, el consumo de bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados, este riesgo se incrementa más.

Enseña a tus hijos a comer bien, de manera equilibrada, ¡desde pequeños!

Pautas para controlar las porciones de comida 

 Para intentar regular las porciones que tu hijo consume, es conseguir que su cuerpo ingiera lo que necesita y no lo que desea.

 Para ayudar a tu hijo a escuchar su cuerpo, es conveniente disminuir las raciones de manera progresiva.

 Intenta que tu hijo no llegue con mucha hambre a la
siguiente comida

¿Cuál es la diferencia entre porción y ración?

Es muy importante poder entender estas diferencias para estar informadas y tomar las mejores elecciones saludables para nuestros hijos.

La porción es… ¿Cuánto de un alimento decidimos comer en un momento dado, ya sea en nuestra casa, en un restaurante, etc. Recordar que la porción estará 100% bajo nuestro control, mejor dicho, bajo tu control. ¿ Qué quiere decir esto? Que nosotros elegimos cuánto consumiremos. La ración es la Medida de la cantidad de un alimento, y es importante buscar el tamaño de la ración en cualquier etiqueta de información nutricional y entender cuánta grasa, azúcar, calorías y carbohidratos hay en cada porción que comemos o bebemos.

Por ejemplo, compras una bolsa de galletas donde el tamaño de la ración es de 228gr o 1 tz y las porciones por paquete es igual a 2 y la cantidad de calorías de de 250 por porción. Y decides que tu hijo consuma los 2 paquetes, es decir las 2 porciones, signigica que tu hijo esta consumiendo el doble de calorías.

¿Cómo calcular las porciones de los alimentos?
No siempre resulta fácil estimar la cantidad exacta de alimentos y mucho menos cuando sientes que deberías de alimentarlo saludablemente para evitar el sobrepeso.
Es poco práctico estar pesando los alimentos, y para esto existen formas más rápidas y cómodas para establecer las cantidades que debierán comer.
Existen dos métodos para hacerlo; el primero el Método del Plato y la otra alternativa es el método de la Mano.

Recomendaciones
• Enseña a tu hijo y demuestra con tu ejemplo como se miden las porciones. Si tu te comes dos platos grandes cada noche, tu hijo aprenderá a hacer lo mismo.
• Aunque su apetito sufra cambios, sigue sirviendo a tu hijo porciones del tamaño adecuado y anímale a comer despacio para disfrutar de la comida.
• Asimismo, comprueba si ya está satisfecho antes de que repita otro.
• Recuerda que los hábitos alimentarios se establecen en los primeros años de vida y permanecen en el tiempo.

Reflexiones
Para adecuar la ingesta de energía y nutrientes a las necesidades de cada niño, es preciso conocer las características fisiológicas y del desarrollo en cada etapa, y tener en cuenta, además, las diferencias personales, condicionadas en parte por su grado de actividad, así como sus circunstancias sociales.
Curiosamente, los niños que se sirven sus propias porciones desde relativamente pequeños, suelen hacerlo en cantidades muy apropiadas, así que, si aún estas a tiempo, ponlo en práctica.
¡Probablemente tu hijo de sorprenda gratamente!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on skype
Skype
Share on email
Email
Share on print
Print
Share on whatsapp
WhatsApp